domingo, 22 de septiembre de 2013

DEMONIOS INVOCADOS



En la tarde de domingo, mientras veía acabar el Europeo de Baloncesto, me puse con un trabajo liviano a partir de una idea de RikLok que me encantó publicada en este blog.

No es mi mejor obra, pero me pareció muy apropiada para acompañar a Hellboy y alguno de sus colegas, o para actuar como escoltas/familiares/servidores invocados…

Rebuscando entre mi caja de restos aparecieron varias miniaturas. Elegía aquellas con armas de madera para darle mayor uniformidad y un toque más peleón. El pintado es el mismo que el de su jefe, y a falta de darle un retoque a las peanas, estos son mis mini-demonios.
 
Demonio invocado

Pareja de protectores
El grupo al completo
Vista posterior
Demonios protegiendo a Hellboy
 Suerte con los dados.

jueves, 19 de septiembre de 2013

HELLBOY


¡Por fin libre! Al menos un ratito… Cuando lo laboral, lo familiar y lo académico me han dejado un rato, he hecho lo que hacemos todos: desperdiciarlo.
 
            O quizá no, porque he aprovechado para experimentar con la masilla verde (mi primera vez…) y para darle salida a una mini que no tenía un destino claro.

            A todos nos gusta Hellboy: el antihéroe bestia, cervecero, bocazas y buenazo. Viendo la 1ª peli (la buena), se me iluminó la bombilla*. Tenía una mini que con unos retoques mínimos, si bien no era literal, rescataba el concepto de Hellboy. No es perfecto, lleva gafas y bólter (quien no lo haría), pero a mí me place.

            Cogiendo al viejo líder Delaque, eterno suplente de Mr. 29, añadiéndole unos cuernos serrados de masilla verde, unas gruesas patillas de césped electrostático y una cola de la caja de restos tenía el modelo base.

            Para el pintado: piel roja con luces degradadas, gabardina piel enana con tinta avellana y levantando el color con luces con piel, armas y equipo en verde claro con verde flúor y pantalones vaqueros con azul real con pincel seco azul encantado. 
Hellboy "warhammer"
Hellboy con bólter
Vista posterior
Mano de piedra, revólver y cola
Detalle de las patillas

            Alguno avispado dirá ¿Qué va a hacer con Hellboy este chalado? (¡mi madre me hizo pruebas!). Aún no lo sé, pero cuando se me ocurra y le haga las líneas a la mano de piedra, lo pondré por aquí.

             Quería una peana que no me complicara la vida y que cumpliera tres objetivos: elevar la miniatura para que parezca más alta que las demás, que pegara con la mini sin taparla y que sugiriera un escenario subterráneo. Fácil, a partir de un recorte de la puerta de la fortaleza de warhammer.
Hellboy con dos colegas
*También he vuelto a hacer pesas y a beber cerveza
Suerte con los dados

miércoles, 11 de septiembre de 2013

HABLAR POR HABLAR



DISCULPAS Y ANÉCDOTA

            Con el TFM, las vacaciones, la vida personal, la puesta en marcha de los negocios y las temporadas deportivas, he de mantenerme apartado del mundo frikil, aunque quizá lo necesite más que nunca. 

            Cómo no tengo minis que mostrar, aprovecho para explicar una chorrada  que se me vino a la mente  siguiendo esta entrada de los CRACKS de Orgullo Freak.

            Cuando trabajaba como monitor de gimnasio y piscinero, tenía el síndrome de Hulk Hogan: bíceps, color tiramisú y mis amigos eran unos cabrones, que en una derivación del nombre de la empresa me llamaban Serviorco.

            Una tarde entró un chiquillo muy majete y me dijo “SEÑOR, ¿me dice la hora?”. Así que  el momento vital que supone debutar como señor no sólo afectó a mi autoestima, sino que también influyó en el Nick que ahora me representa. 

            Con esto sólo quiero hacer una entradita para demostrar que sigo en la brecha (aunque hoy por hoy como reservista) y para explicar que lo de señor es una coña: ni es por darme aires, ni por ir de guay ni por sobrarme.

            A los que habéis leído este tostón que os importaba una mierda muy poco, os dejo una primicia: de un tiempo a esta parte sí que me siento un  poco Sauron…

Suerte con los dados